martes, 8 de julio de 2014

Día 2: ¡Soy español, español, español!

Luego de nuestro Primer día de Campa, nuestros chicos hoy estuvieron más que activos. La energía tanto de nuestros Soli-Voluntarios como la de nuestros pequeñines se duplicó para así disfrutar un día más de Campa con muchas ganas.

Mientras que el grupo de Melianna y Arlyn se reunían en la Casa Curial antes de las 7:15 am para así dirigirse a sus respectivos Campa; el grupo de Massiel junto con nuestras Soli-Colegas Cristina, Pilar y Maité, y Mónica con sus hijitos Álvaro, y María al cubo (María Alemán y María García) han estado en sus Campamentos para poner todo en orden antes de que llegasen los pequeños, mientras que ya los otros íbamos de camino para ayudarles.

Ya a las 8:10 am, en los 4 Campamentos se podía escuchar el himno nacional cantado por los niños, los Soli-Voluntarios, los coordinadores y demás a todo pulmón. Luego se rezó y todos a clases.

Hoy en cada Campa los niños tuvieron más dinámicas de clases y más clases para aprender. Desde algunas clases de deportes, carreras de cuenta y digo, recibir clases de etiqueta y protocolo al estilo restaurante y muchas cosas más.

Después de tres bloques de clase, en la cual nuestros chicos de cada campamento han aprendido los números en inglés, han repasado algunas reglas de ortografía y conocer o refrescar la memoria sobre algunos Padres de la Patria, a las 10:20 am nuestros niños se dirigieron al patio para su recreo y para comprar su meriendita. Si no dices Por Favor y Gracias a la hora de comprar, pues no les vendemos ;D

Para darle un descanso a nuestras piernas le hemos pedido a Alberto que no más Simón dice, y hemos jugado a Tierra y Mar, Flor y Convento y otros juegos más en los que hemos podido interactuar todos: Soli-Voluntarios y Niños.

Luego de un recreo normal y dos bloques más de clases, antes de terminar los Cordis de Sainaguá Monica y Arlyn han visitado curso por curso para pintar a TODOS con la bandera española y cantar todos a todo pulmón: SOY ESPAÑOL, ESPAÑOL, ESPAÑOL...

Y así, luego de una mañana llena de mucha buena vibra cada niño se despide de sus maestros y a casita. Pues, se rompió la taza, así que cada quien a su casa.















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada